viernes, abril 10, 2009

El boxeo bajo la lupa de Bob Dylan


Bob Dylan

http://img208.imageshack.us/img208/334/bobdylan.jpg


"Cuántas calles deberá un hombre recorrer antes de que pueda ser llamado ‘hombre’ ¿cuántas balas de cañón deberán volar antes de que sean descartadas para siempre? ¿cuánto tiempo deberá vivir cierta gente antes de que se le permita ser libre? ¿cuántas veces deberá un hombre levantar la cabeza antes de que pueda ver el cielo?" (Blowing in the Wind, Bob Dylan)

La canción conserva intacta la fuerza y la frescura que tenía al momento de nacer, allá por 1963. El autor mismo solía introducirla con otras palabras, no menos rotundas, cada vez que comenzaba a entonarla:
“Creo que entre el gran número de criminales que existe, se pueden contar a los que vuelven la cara cuando ven el mal y saben que es el mal. Yo no tengo más que veintiún años y sé que se han hecho ya demasiadas guerras; Ustedes, los que tienen más, lo deberían saber aún mejor. Ahora, la mejor forma de responder a las preguntas de la canción, es exponiéndolas.”

La influencia de Dylan, sobre la música, valores, estilos y dinámicas que revolucionaron la vida del planeta desde principio de los sesenta, ha sido extensamente abordada por miles de crónicas, reportajes, análisis y documentales, y ha sido estudiada prolíficamente por sociólogos y referentes del arte y la cultura.

Muy rara vez, aquello que son apelaciones exabruptas de una expresión juvenil han estado cargadas de tamaña lucidéz, mordacidad y han sido tan conmocionantes, como para sacudir de manera global a la sociedad humana. Desde la simpleza con la que el autor desgrana sus ideas, apenas armado de una pastosa voz y una guitarra, viene a enrostrar a su generación, y al mundo que luego le sucede, toda la inmoral y agotada vigencia de ciertas formas. Racismo, violencia, impunidad, irracionalidad son desgranadas en coplas comunes, colocando siempre a su referente, el hombre distraído, delante de las más obvias y catastróficas huellas de su propia auto-degradación.

Con el boxeo como temática, Dylan lleva su filosa daga hasta el hueso de dos polémicas cuestiones. El racismo que surca transversalemente la historia de Rubin "El Huracán" Carter, mediano entre los años 1961-1966, que venció a Emile Griffith (ko1), y a Jimmy Ellis entre otros y que fue a la cárcel por casi veinte años, acusado de un triple homicidio supuestamente cometido en 1966 y del que, en 1988, la misma fiscalía de New Jersey terminó retirándole los cargos. La canción "El Huracán" (The Hurricane) data de 1975 pero Dylan, junto a Muhammad Ali, han venido al frente de la denuncia pública del carácter racista de esa condena desde mucho antes.

La restante obra de Dylan "¿Quien Mató a Davey Moore?" utiliza al boxeo como el centro de una reflexión sobre el carácter aberrante y esquizofrénico, que supone la realización de espectáculos meramente distractivos donde se "juega" con la vida de seres humanos. El plano de referencia es aquí la infausta pelea celebrada en Los Angeles, en 1963, por el título pluma del CMB y la AMB entre el campeón de ese momento, el norteamericano Davey Moore (sin ninguna relación con el homónimo de la anterior crónica de la pelea con Roberto Durán), y el aspirante número 1 del ranking e invicto cubano radicado en México Ultiminio Ramos Zaqueira, (a) Sugar Ramos. La pelea culminó con la victoria de Ramos por abandono del campeón que no salió a disputar el undécimo asalto. A pesar de salir del ring caminando por sus propios medios, e incluso dar entrevistas a los reporteros por otros 40 minutos, Davey Moore, "El Pequeño Gigante" de Springfield-Ohio, se desvanesció luego y fue internado en un hospital donde permaneció inconsciente durante 4 dias, muriendo finalmente a causa de una fractura en la base del cráneo. Los neurólogos determinaron que por la ubicación de la lesión, esta nunca pudo ser causada por un golpe de Ramos. Posteriormente se llegó a la conclusión que en la primera caída, cuando el campeón cayó de espaldas, el accidental golpe contra la soga inferior fue como una especie de golpe de karate, aplicado precisamente y de un modo tan extraño que hubiera sido dificil de reiterar. Como ocurriera luego con otras tragedias acaecidas en el boxeo, el hecho impulsó modificaciones reglamentarias como la obligatoriedad de acolchar todas las cuerdas y esquineros y sumar una cuarta soga para reducir la incidencia de este tipo de lesiones en ocasionales caídas.

La coherencia artística de este creador no se dirige contra los valores de la actividad deportiva del boxeo, de los cuales Dylan es habitual seguidor y practicante, sino contra "el negocio" de la diversión irresponsable y contra la hilarante y triste necedad del hombre, cuando por la práctica de cualquier actividad se jacta de haber adoptado una injusticia como "su íntima forma de ser," sin haber revisado previamente el grado de responsabilidad que asume a cambio de la cuota de distracción en la que se abandona y relaja su conducta.

¿En cuánto ha mejorado el mundo desde Bob Dylan? esa podría ser la temeraria pregunta sin respuesta, que siempre nos queda como Flotando en el Viento


http://www.solcomhouse.com/images/BobDylan.jpg


"The Hurricane"
por Bob Dylan y Jacques Levy

Se oyen tiros de pistola en la noche del bar,
Patty Valentine baja desde la planta alta.
Ve al camarero tirado en un baño de sangre,
exclama llorando "Dios los han matado a todos!"
Y ahí empieza la historia de The Hurricane,
el hombre que las autoridades llegaron a culpar
de algo que nunca hizo.
Lo tiraron en la cárcel, aunque alguna vez pudiera
haber sido el campeón del mundo.

Los cuerpos que ve Patty tirados ahí son tres y al
hombre llamado Bello merodeando misteriosamente.
"Yo no lo hice," dice, y levanta sus manos
"solo estaba robando la caja, espero lo entiendan.
Los ví cuando se iban" afirma, y no dice nada más
"Alguien de nosotros debería llamar a la policía"
Y así Patty llama a la policía
y llegan a la escena con sus linternas de luces rojizas
en la noche caliente de New Jersey

Mientras, muy lejos al otro lado de la ciudad,
Rubin Carter y un par de amigos circulan con el auto.
Retador número uno a la corona de los medianos
No tiene ni idea de la clase de mierda que se avecina.
Cuando el policía lo hace parar al costado del camino
Como ocurriera una y mil veces antes
en Patterson es la forma en que las cosas suceden
Si sos negro sería mejor que no salgas a la calle
salvo que quieras provocar.

Alfred Bello tenía un socio que tenía deudas con la policia.
El y Arthur Dexter Bradley andaban casualmente por ahí.
Dijo que "Vi a dos hombres que escapaban, se veían como
de peso medio, saltaron en un auto blanco con patente de
otro estado." Y la señorita Patty Valentine lo confirmó con la
cabeza. Y el policía dijo "Muchachos, esperen un momento,
este hombre no está muerto" Y lo trasladaron a la enfermería.
Y aunque ese hombre casi ni podía ver le dijeron
que podía identificar al hombre culpable.

http://estaticos.archivo.marca.com/ficheros/marca/imagenes/08/081201carter_ES.jpg
Rubin Carter, ayer y en la actualidad


Cuatro de la mañana, y lo arrestan a Rubin,
lo llevan hasta el hospital y le hacen subir las escaleras.
El hombre herido lo contempla con un solo ojo moribundo,
Dice, "¿Para qué lo han traído? ¡Este no es el tipo!"
Si esta es la historia de The Hurricane,
el hombre que las autoridades llegaron a culpar
por algo que el nunca hizo.
Lo echaron a la cárcel, pero alguna vez pudo
haber sido el campeón del mundo.

Cuatro meses después, los ghettos arden en llamas,
Rubin anda por Sudamérica, peleando por ganarse un nombre
Mientras Arthur Dexter Bradley todavía anda jugando al ladrón
Y la policía que trata de cubrirlo, busca a alguien a quien culpar.
"¿Te acuerdas de aquél crimen ocurrido en el bar?"
"¿Te acuerdas que viste el auto de los que huían?"
"¿Crees que te gustaría participar del juego dentro de la ley?
"¿Pensas que pudo ser ese boxeador el que escapaba esa noche?
"No olvides que tu eres blanco"

Arthur Dexter Bradley dijo "Realmente no estoy seguro."
Los policías le dijeron "un pobre tipo como tu debería aprovecharlo,
te tenemos por el asunto del motel y ya hablamos con tu amigo Bello
Ahora no querrás tener que volver a la cárcel, se un buen muchacho.
Deberías hacerle un favor a la sociedad.
Ese hijodeperra es bravo y será cada vez peor.
Queremos patearle el trasero
Queremos abrocharle este triple crímen a él.
El no es el "Caballero Jim" .

Rubin podía acabar un rival con un solo golpe
Pero nunca le gustó hablar demasiado acerca de eso.
Es mi trabajo, decía, y lo hago porque me pagan
Y cuando se termine, cuanto antes me iré a otra parte,
hacia algún paraíso
donde abunden las truchas y el aire sea puro
y pueda andar a caballo siguiendo una huella.
Pero entonces se lo llevaron a prisión
donde trataron de convertir a un hombre en un ratón.

Todas los naipes de Rubin estaban marcados de antemano.
El juicio fue una farsa, nunca tuvo chance de defenderse.
El juez tomó los testigos de Rubin por borrachos de suburbio.
Para los blancos que miraban era un vago pendenciero,
y para sus pares morenos solo era un negro desquiciado.
Nadie dudó de que él había halado el gatillo.
Y aunque no pudieron hacer aparecer el arma,
el fiscal dijo que él era el que había protagonizado los hechos
y el jurado de solo-blancos estuvo de acuerdo.

Rubin Carter fue juzgado de manera fraudulenta.
Acusado de asesinato de grado uno, adivinen quien testificó?
Bello y Bradley y ambos mintieron descaradamente
y los preiódicos, todos se sumaron para cantar a coro.
¿Cómo la vida de una persona tal
puede quedar en la palma de la mano de un loco?
Verlo acorralado de ese modo tan obvio
no puede sino hacerme sentir verguënza de vivir en
una tierra donde la justicia es un pasatiempo.

Ahora todos los criminales de saco y corbata
andan libres para beber martinis y mirar el sol naciente
En tanto, Rubin se sienta como Buda en la celda de 3 metros
un hombre inocente en un infierno viviente.
Esa es la historia de The Hurricane,
pero no estará concluída hasta que limpien su nombre
y le devuelvan el tiempo que le han hecho perder.
Echado en la cárcel, aunquye alguna vez
pudo haber sido el campeón del mundo.





¿Quién Mató a Davey Moore?
(Who Killed Davey Moore?)


Quién mató a Davey Moore, por qué y cuáles fueron las razones?

"Yo no," dice el referee,
"A mi no me señalen con el dedo.
Pude haberla parado en el octavo y talvéz
lo hubiera salvado de su suerte,
pero la muchedumbre hubiera abucheado,
estoy seguro,
al no poder hacer valer su dinero.
Es muy triste que tuviera que morir,
pero yo también estaba cargado de presiones,
ya saben. Yo no fuí el que lo hizo caer.
No, no pueden culparme de ningún modo."

Quién mató a Davey Moore, por qué y cuáles fueron las razones?

"Nosotros no," dice la apenada multitud.
Cuya gritería inflaba el estadio.
"Es una pena que muriera esa noche.
Solo queríamos ver una pelea.
No le insinuábamos que se buscara la muerte.
Solo queríamos ver un poco de sudor.
No hay nada malo en eso.
No, no fuimos nosotros quienes lo hicimos caer.
No, no pueden culparnos de ningún modo".

Quién mató a Davey Moore, por qué y cuáles fueron las razones?

"Yo no," dice su manager,
pitando su enorme cigarro.
"Es difícil decirlo, es duro mencionarlo,
siempre pensé que se sentía bien.
Es una pena para su mujer y sus niños
que ahora esté muerto,
pero si estaba mal debería habérmelo contado.
Yo no fui el que lo hizo caer.
No, no pueden culparme de ningún modo"


Quién mató a Davey Moore, por qué y cuáles fueron las razones?

"Yo no," dice el apostador,
con un pedazo del boleto aun en sus manos.
"Yo no fui el que lo tumbó a la lona.
Mis manos no lo tocaron, jamás.
No cometí ningún pecado horrendo,
incluso le aposté algun dinero a que ganaba.
No fui yo el que lo hizo caer.
No no pueden culparme de ningún modo."


http://static.boxrec.com/wiki/1/14/Fight66890.jpg



Quién mató a Davey Moore, por qué y cuáles fueron las razones?

"Yo no," dice el periodista,
cargando las tintas sobre su vieja máquina.
Diciendo "el boxeo no tiene la culpa,
hay igual peligro en un partido de fútbol"
diciendo "el boxeo está aquí para quedarse,
esa es la vieja manera de ser americana.
No fui yo el que lo hizo caer.
No, no pueden culparme de ningún modo.

Quién mató a Davey Moore, por qué y cuáles fueron las razones?

"Yo no," dice el hombre cuyos puños
lo pusieron a dormir en la nube de brumas,
que vino hasta aquí desde las tierras Cubanas,
donde el boxeo ya no es permitido.
"Yo le pegué, es verdad,
pero es para eso que me pagan.
No lo llamen 'asesinato', ya no digan 'matar'.
Solo fue el destino, la voluntad de Dios."

Quién mató a Davey Moore, por qué y cuáles fueron las razones?


___________________


Ciertamente que la mejor manera de responder a las preguntas de las canciones de Dylan, como lo dice la propia cita del cantautor más arriba, es cantándolas. Pero en el caso de Rubin Carter, se podría agregar que la contundencia del testimonio de su vida debería hablar de por si, y ser una respuesta suficiente.

Si fué o no fue culpable, como aún hoy se sigue discutiendo con abundates referencias a favor y en contra, y donde invariablemente se sigue filtrando la cuestión racial desde principio, resultaría totalmente irrelevante a luz de dos elementos de la realidad: Rubin cumplió un tiempo de prisión mayor al que le hubiera correspondido por los crímenes que le imputaron y por los que fue condenado, ya que a causa de su buena conducta hubiera debido ser liberado mucho antes. En otro orden, el testimonio de la figura humana que emerge
a posteriori del cautiverio, el hombre de las dimensiones "humanas" y sensibilidad superiores al promedio, da una pauta de la profunda injusticia que supuso el oscuro avasallamiento de sus garantías individuales.

Huelga reflexionar a la luz de esta evidencia de vida, si el sitema judicial y penitenciario americano cometió el error de liberar a un triple homicida o si en realidad propició el encarcelamiento de un ser inocente, durante casi veinte años.

http://www.graphicwitness.com/carter/pix/valentine.jpg http://www.graphicwitness.com/carter/pix/bellomug.jpg
Pat Valentine y Alfred Bello

Carter, lejos de ser la persona arruinada u ofendida por una atroz injusticia, es hasta hoy en dia un hombre de una imágen pública ejemplar. Se radicó en Toronto-Canadá y recibió dos doctorados honoríficos en leyes por una universidad canadiense y otra australiana. Hasta el 2005 fue presidente de la Asociación en Defensa de los Condenados de forma Injusta (Association in Defence of the Wrongly Convicted - ADWC). Buscando una reparación tardía, la ciudad de New Jersey lo declaró miembro del Salón de la Fama del Boxeo y en 1993 el Concejo Mundial (CMB) le otorgó un cinturón honorario de campeón mundial. La historia de Carter fue llevada al cine en la película "The Hurricane" de 1999 bajo la dirección de Norman Jewison y el papel estelar a cargo de Denzel Washington. La otra cara de la moneda, en un empeño por desactivar toda motivación racial y documentar la integridad del caso judicial que llevó a Carter a prisión desde una perspectiva argumental, aborda la generalidad de temas polémicos desde el sitio web de Cal Deal.



http://3.bp.blogspot.com/_IZzUzVnJkT8/SdGfLOkLbeI/AAAAAAAAAEE/6b3llCJvBHI/s400/bob-dylan.jpg




No hay comentarios: