viernes, mayo 08, 2009

El Luna y "Tito": Monumentos Históricos


http://img13.imageshack.us/img13/1188/luna3ror.jpg



El Decreto de la Secretaría de Cultura de la Nación N° 123 del 2007, hizo un poco de justicia con el Gigante de Corrientes y Bouchard. En él se declara entre otras cosas, que el Luna Park ocupa "un lugar central en el imaginario de los argentinos" y por lo tanto es Monumento Histórico Nacional. No parece cosa menor. Sería imposible enumerar toda la cadena de sucesos históricos inolvidables asociados con ese trozo de universo. Pero desde que sus fundadores Jose Lectoure e Ismael Pace lo convirtieron en estadio de boxeo, allá por marzo de 1932, también convirtieron al boxeo en una suerte de costumbre argentina, al menos durante una buena parte del siglo pasado. Y una enorme suma de recuerdos poderosos y atemporales, mezcla de todo eso que compone un ADN del Ser Argentino, hunde sus raíces profundas en la manzana techada, que misteriosamente y a la manera de las pirámides antiguas, está alineada en ángulo perfecto con dos símbolos fuertes de Buenos Aires y de la Patria: el Río de la Plata y el Obelisco.


LUNA PARK, breve historia (Premios Konex):
El nombre de Luna Park aparece por primera vez en Buenos Aires, en 1912. Sus fundadores fueron Ismael Pace y José Lectoure. Por aquel momento era una feria de diversiones,propiedad del padre de Ismael, Domingo Pace, que se levantaba en la calle Rivera al 600, de allí pasó al terreno ubicado en la calle Corrientes 1066, donde hoy se encuentra el Obelisco y finalmente se estableció en el mítico solar cito entre las calles Corrientes, Lavalle, Bouchard y Madero.

En sus primeros tiempos ofrecía funciones de teatro al aire libre, por lo que puede verse que su origen no es boxístico sino que el entretenimiento y la variedad fueron la base de este fenómeno único. Entre muchas de las atracciones que se ofrecieron, se realizó la primera exposición de radiotelefonía con aparatos a galena. Esto dio la idea de transmitir por ese sistema "El Combate del Siglo", la famosa pelea de Firpo y Dempsey, el 14 de Septiembre de 1923.

En Febrero de 1932, con tres tribunas habilitadas y sin techo, con motivo de la inauguración de la que sería su morada definitiva se llevaron a cabo los Bailes de Carnaval animados por "La Orquesta de la Guardia Vieja". Desde entonces, los bailes de carnaval del Luna Park, marcaron un estilo durante muchos años; y la orquesta de Francisco Canaro, Aníbal Troilo, Osvaldo Pugliese, Osvaldo Fresedo y tantos otros le dieron música al baile de las máscaras. No obstante la inauguración oficial del Luna Park se llevó a cabo el 5 de Marzo de 1932 con el primer festival pugilístico. Desde ese momento y hasta 1987 el Luna Park se convirtió en el máximo escenario dedicado a este deporte.


José Lectoure falleció en 1950 y Don Ismael Pace murió trágicamente en un accidente automovilístico en 1956. El continuador de esta tradición es nada más y nada menos que Juan Carlos "Tito" Lectoure quién desde los veinte años hace que esa obra que comenzaron Don Lectoure y Don Pace no se detenga nunca.*Actividades más destacadas que ha realizado.

Las grandes peleas; los 6 días en bicicleta; Guillermo Vilas; El Circo de Moscú; la realización de una pileta de natación para una demostración de Ballet Acuático; la enorme pista de hielo del Holiday on Ice; los dos Campeonatos Mundiales de Basquet de 1950 y 1990; el Campeonato Mundial de Bochas del ´87 y el Mundial de Volley del ´82.

Los recitales de Mercedes Sosa, Sandro, Víctor Heredia, Horacio Guarany, Facundo Cabral, Fito Paez,Teresa Parodi, Valeria Lynch, Charly García, Luis Alberto Spinetta,La Camerata Bariloche, Cuarteto Supay, Piero y muchos más.

En la canción popular internacional, presentó artistas de la talla de Frank Sinatra, Joan Manuel Serrat, Tom Jones, Luis Miguel, Ricky Martin, Juan Luis Guerra, el Puma Rodríguez, Cristian Castro, Ray Charles, B.B. King, los shows de Liza Minnelli y otros.

Luego de abandonar la actividad deportiva - El Boxeo - realizando el último combate el 17 de Octubre de 1987, entre Arce Rossi y Ramón Abeldaño por la categoría Welter, Tito Lectoure comienza una nueva etapa en el Luna Park, la actividad cultural, ya en forma definitiva irrumpe en el mundo de las artes, como productor del éxito más grande que registra la actividad teatral con los musicales de "Drácula" y "El Jorobado de París". En el interín se presentaron los famosos Ballet Bolshoi, Kirov, American Theatre, La Scala de Milán y tantos otros.

También ofreció al público artistas de la talla de Maia Plisteskaia, Luciano Pavarotti, Julio Bocca, José Carreras, Vladimir Vasiliev, entre otros.


Los funerales de Carlos Gardel, Julio Sosa y Ringo Bonavena, le dieron el toque de solemnidad popular que no posee ningún otro sitio de congregación masiva en nuestro medio. El paso de las máximas figuras del espectáculo mundial por sus pasillos, desde mediados del siglo pasado, siempre encontró en el Luna el eco de respuesta caliente que no alcanza a producirse en otros lugares. El Papa Jan Pablo II, Luciano Pavarotti, Frank Sinatra, entre muchos otros, testificaron y contribuyeron a la legendaria estampa y al halo de prestigio que envuelve al coloso.




Durante largos años ha sido el centro de boxeo donde se realizaron miles de combates y más de veinte por títulos mundiales. Casi todos los grandes artistas populares han recalado en ese recinto para palpar la conexión íntima y humana que incomparablemente se logra establecer adentro de este edificio lleno de mística, de arte y de deporte.

Fue Meca del boxeo argentino y sudamericano, que se vistió de fiesta con las actuaciones de sus grandes maestros de ceremonia: Gatica, Prada, Lausse, Pascualito, Selpa, Bonavena, Goyo Peralta, Saldaño, La Cruz, Locche, Galíndez, Palma o Laciar y que otras veces abrió sus puertas "especialmente" para saludar a cualquier hijo pródigo del boxeo nacional, como ámbito natural donde el pueblo podía acceder a consagrarlo en apropiada dimensión.

05 de octubre de 1974
Título Mundial Mediano AMB

Carlos Monzón vs Tony Mundine





Impresionante I
Luna Park 1974, el día de  Monzón - Mundine



Impresionante II
Luna Park, Carnavales en 1940


Para las grandes figuras del boxeo entre las décadas del '40 al '80, llegar a protagonizar una noche de sábado en este mítico teatro, equivalía a una consagración ecuménica. Fue el centro de entrenamientos y de preparación de infinidad de estrellas. Fue la casa de Tito Lectoure, el más prestigioso y prominente empresario, manager, promotor, organizador y "hacedor" de campeones mundiales que tuvo el boxeo de la Argentina. Una figura ya legendaria e irrepetible, que por si sola es sinónimo de impulso motriz para la actividad que supo ser bajo su liderazgo, el segundo o tercer deporte popular de los argentinos (solo detrás del fútbol y el automovilismo).

Juan Carlos "Tito" Lectoure, fue el heredero de la empresa fundada por su tío José Pepe Lectoure (f. 1950) y fue quien tuvo ideas novedosas y una visión amplia y determinante para el desarrollo del imperio Luna Park "Palacio de los Deportes". Fue tempranamente el impulsor de la llegada de valores extranjeros, (Archie Moore, Don Jordan, Yoshio Shirai, Eugenio Hurtado, Chuck Leslie, Eddie Jones y muchos otros) para valorizar a los púgiles locales en su propio medio. Cultivó una sincera amistad con sus pares de Europa y los EE.UU. (fue un "casi socio" de Rodolfo Sabatini y de Bob Arum). Tuvo un férreo apego a la disciplina y al esfuerzo precompetitivo, y fijó pautas de compromiso ético casi extremo con todas las responsabilidades que impone la condición de pugilista profesional. La planificación y el orden sistemático a que debieron someterse los pupilos de Tito Lectoure delante de las peleas internacionales donde existían posibilidades de acceder a un título mundial, ya son el paradigma para los managers de hoy. El nivel de exigencia impuesto durante ese período, es la explicación directa de los resultados obtenidos por nuestros púgiles.

Muchos boxeadores, como en el caso del mendocino Hugo Pastor Corro, o Juan Domingo "Martillo" Roldán, fueron potenciados de tal manera en sus modestos recursos, que lograron alcanzar y sostener durante cierto tiempo, un nivel competitivo realmente superlativo. Tal es así, que para Tito Lectoure, el Itaka Corro de la pelea de la revancha con Valdéz (1978) hubiera logrado derrotar -en el Luna Park- al Marvin Marvelous Hagler de la pelea con Norberto Rufino Cabrera (1979).

http://img4.imageshack.us/img4/8499/corro5.jpg
Corro

11 de noviembre de 1978
Título Mundial Mediano CMB / AMB
Revancha
Hugo Pastor Corro vs Rodrigo Valdéz




Tito Lectoure junto a Abel Laudonio






http://img4.imageshack.us/img4/7421/45ec08938288f.jpg



El Luna era un templo popular. Uno de esos puntos de la anatomía por donde se medía el pulso del país. (Eduardo Bejuk y Mariano Del Aguila, Olé)

Los protagonistas somos pésimos testigos (gracias Dalmiro Sáenz). Cuando me presenté por primera vez en el Luna como preliminarista, la emoción fue muy superior a cuando subí al mismo ring a defender la faja supergallo AMB. En ese momento, todo se vivía como algo natural (soberbia de los protagonistas). A mí se me hace cuento que cerró el Luna Park (con permiso de Borges). (Sergio Victor Palma, Olé)


El Luna Park es pura historia y el sueño de todo boxeador, mucho más desde la desaparición de aquellos festivales de cada sábado que uno podía seguir por la radio o por televisión cuando había un título del mundo en juego. (Pablo Chacón, Olé)


El Luna es uno de los estadios más importantes del mundo, a la altura del Madison.(Raúl Balbi, O)


VIN

2 comentarios:

Comegalletas dijo...

¿Por qué dicen que el Luna Park dejó de ser escenario de boxeo en 1987? Veo que mañana hay función dee gala...

VIN dijo...

El Luna cerró para el boxeo en el 87, después que Lecture se hartara del ambiente de entonces y de la improvisación de managers, promotores, boxeadores, críticas que recibía de los envidiosos, de viejos adversarios, de cierta prensa y "se fue" del boxeo para manejarse con otro tipo de espectáculos y deportes.

El Luna siguió abierto y trabajando con todas las luces, pero el boxeo se hundió sin el Luna y tardó mucho para reacomodarse en otros escenarios.

En total fueron 15 años de ausencia de boxeo en Corrientes y Bouchard, y en ningún otro marco se pudo hacer revivir la gloria que tenían las noches de sábados del pasado, ni hacer prender el hábito perdido de la fiesta y la "gala" que tenían aquellas noches. Era muy popular y también glamoroso ir al Luna y luego a cenar y a comentar la pelea a algún bar cercano.

En 2002 falleció Lectoure y pocos meses después volvió el boxeo a ese estadio un poco como homenaje o reconocimiento tardío.

Desde la reapertura (Omar Narváez v Adonis Rivas) el boxeo ha vuelto esporádicamente a tener reuniones donde se pone de bote a bote, la última fue con boxeo femenino (Tigresa Acuña v Locomotora Olivera)pero no es el "habito" que era en los 60 y 70.