lunes, octubre 27, 2008

Teofilo Stevenson, por amor al arte

¿Qué representa un millón de dólares
comparado con el amor de todo un pueblo?

Teófilo STEVENSON LAWRENCE
(Peso Pesado)

http://olimpia.galeon.com/verano/1972/stevenson.jpg

Lugar de Nacimiento: Puerto Padre, Las Tunas, Cuba.
Fecha de Nacimiento: 29 de marzo, 1952.
Récord Amateur Reclamado : 302 victorias, 22 derrotas.
Triple campeón olímpico
(Munich 1972 - Montreal 1976 - Moscú 1980)
Triple campeón mundial
(La Habana 1974 - Belgrado 1978 - Reno 1986)
Doble campeón panamericano
(México 1975 - San Juan 1979)
Siete veces campeón centroamericano y caribeño
(La Habana 1970 - San Juan 1971 - San José 1972 - México 1973
Santo Domingo 1974 - Panamá 1977 - La Habana 1982).
Doce veces campeón nacional de Cuba
entre 1971 y 1986

Fuente:
ESTRELLAS DEL BOXEO CUBANO

"Esta página está dedicada a la grandeza de los atletas del boxeo cubano que han dedicado su vida a la difícil tarea de dar sin recibir y a cosechar glorias para su Patria" A la memoria de Eugenio Infante (1912-1989), revolucionario cubano, gran seguidor del boxeo

I - Munich 1972.

En septiembre de 1972, durante los Juegos Olímpicos de Munich, el mundo del boxeo amateur quedó deslumbrado con el atleta más impresionante llegado a estos juegos desde el paso de Cassius Clay por Roma 1960. Un cubano de 20 años de edad, bello, atlético y con un estilo de combate espectacular de nombre : Teófilo Stevenson.

En las preliminares, se enfrentó con el favorito, un sub-oficial de la marina estadounidense que estaba invicto en sus últimas 62 peleas y solo esperaba ganar el oro olímpico para acceder a un jugoso contrato como profesional. Su nombre era Duane Bobick, pero la prensa norteamericana ya lo había bautizado como "la esperanza blanca".

Ambos ya se habían enfrentado en las semifinales de los Panamericanos de Cali 1971. En la villa olímpica de Munich, Bobick le diría a la prensa sobre Stevenson "me acuerdo de él: es grande y fuerte, pero la última vez, no poseía más que un buen jab y su izquierda no valía nada". Lo que él ignoraba era que durante ocho meses Stevenson había trabajado obsesivamente su izquierda. Así, tres asaltos más tarde, era Bobick quien "no valía nada".

A opinión de Robert Surkein, viejo federativo del boxeo estadounidense que llevó equipos de su país a varios Juegos Olímpicos, "el Stevenson que vi ganarle a Bobick en Munich'72, era entonces superior al Clay que ganó los 81 kilos en Roma'60 y al Frazier y al Foreman que ganaron en la categoría superior en Tokio'64 y en México'68".

Con sus rectos de derecha y una izquierda administrando golpes sordos pero imparables, que cortaban el aliento del adversario, Stevenson apenas necesitó 4 minutos y 3 segundos para desmoronar al local Peter Hussing, la gran esperanza de los organizadores. Este boxeador luego reconocería que nunca, en sus 212 combates recibió tanto castigo como en esta pelea. "Uno no tiene tiempo de ver su derecha. Y cuando la ve, es porque la tiene ya sobre el mentón", declararía.

La superioridad de Stevenson era tal, que los periodistas afirmaban que el gran perdedor de los Juegos iba a ser quien le enfrentara en la final.

En ese interín, Stevenson recibió una llamada telefónica de uno de sus compañeros de equipo olímpico cubano. Un norteamericano se le había aproximado y convencido: le ofrecía dos millones de dólares a Stevenson para pelear con el entonces campeón mundial de los pesos pesados Joe Frazier, en un combate que se organizaría en la Florida. Si salía vencedor, se convertiría en el campeón mundial de los pesos pesados en solo una noche. Stevenson pensaba que tenía todas las de ganar ante Frazier, pero declinó la invitación y les dijo que prefería consagrarse a sus estudios de ingeniería y a la Revolución Cubana.

Vino la final olímpica, pero no fue necesario combatir. Su rival, el rumano Ion Alexe se había lesionado el brazo y Stevenson obtuvo así su primera oro olímpica. También le otorgaron la Copa Val Barker como el boxeador más técnico y destacado.

En Munich, con su medalla al cuello y su trofeo bajo el brazo, Stevenson busca los ojos de un hombre que, como la mayor parte de los entrenadores de boxeo, nunca se muestra en público: Alcides Sagarra, creador de la famosa escuela cubana de boxeo, quien desde 1964 recorría la isla de un extremo al otro en busca de nuevos talentos. Cuba había obtenido en los Juegos de México'68 la plata de Rolando Garbey, y a seguidas vino el fenómeno Stevenson.

http://www.ndtv.com/convergence/images/fullimage/ver1/t/teofilo-stevenson.jpg

Para colaborar con la labor de Alcides, en el marco de la solidaridad socialista, la Unión Soviética había enviado a Cuba al entrenador ucraniano Andrei Chervonenko, para que la isla se aprovechara de sus conocimientos.

En 1974, la revista Sports Illustrated le dedicó una portada a Stevenson con el título "Antes Rojo Que Rico", donde se decía: "Démosle dos, quizá tres años más, y probablemente tendremos en él un campeón mundial de los pesos pesados del boxeo profesional… empero, él asegura que no lo hará".

II - El surgimiento del campeón.
Durante su paso por los cuadriláteros del mundo, Stevenson dejó un rastro de elegancia y distinción. Su habilidad para sobrellevar a los rivales de poca experiencia le ganó el cariño y el respeto de la afición.

Su pegada demoledora, su velocidad sobre el encerado y la variedad de sus combinaciones, en las cuales mezclaba todo lo que había aprendido, lo hicieron único en el cuadrilátero.

Uno de sus rasgos más característicos fue de no castigar a sus oponentes. Su mano derecha era literalmente prohíbida, pero nunca abusó ante rivales de menor consideración, incluso ni cuando en la pelea alguno de sus oponentes salía impetuoso y descuidaba la defensa. Stevenson se dedicaba en esos casos a marcar puntos. Solo si lo requería hacía uso de su terrífica arma mortal.

Hijo de un emigrante de la isla de Saint-Vincent, comenzó a boxear a la edad de 14 años, en la categoría de los 71 kilogramos. Y aunque acumuló catorce derrotas en sus primeras veinte peleas, debieron verle algunas condiciones para boxear. Su primer entrenador fue John Herrera, en su pueblo natal, pero realmente vino a aprender la técnica de manos de Chervonenko, con cuyas enseñanazas escalaría los planos más altos del boxeo aficionado.

A sus 17 años de edad, sorprendió a todos al propinarle un nocaut fulminante a Nancio Carrillo, en un programa efectuado en la Ciudad Deportiva de La Habana, en 1969. Carrillo había subido al cuadrilátero como favorito y era quien un año antes había representado a Cuba en los Juegos de México.

Su primera presentación internacional fue en el I Campeonato Centroamericano y del Caribe de Boxeo Aficionado, efectuado en La Habana en septiembre de 1970, donde dio cuenta del bermudense Earl McClear. Su primera oro obtenida en el extranjero la ganó en el Torneo de la Amistad de Sofía (Bulgaria), ese mismo año.

Stevenson representó a Cuba en los Juegos Panamericanos de Cali (Colombia), en agosto de 1971. Trabajaba para ganar estos Juegos, pero un error de apreciación le hizo equivocar la táctica en el último asalto de su pelea con el estadounidense DuaneBobick, y perdió a los puntos (2-3), quedándose con el bronce.

Stevenson opina que con su derrota en Cali ganó los Juegos Olímpicos de Munich: "En realidad yo nunca perdí, porque de las derrotas se sacan experiencias, y cuando se sacan experiencias, se gana".Y es que en realidad, tanto las victorias como las derrotas son necesarias para adquirir la calidad y experiencia necesarias para madurar como boxeador.

III - Igor Visotsky.
Entre los Juegos Olímpicos de Munich y los de Montreal, Stevenson no perdió más que dos peleas, ambas contra el soviético Igor Visotsky, quien le ganó a los puntos (2-3) en la final del Torneo "Giraldo Córdova Cardín", en Santiago de Cuba, en julio de 1973.

La revancha vendría el 11 de abril de 1976, en Minsk (Unión Soviética), y en ella Visotsky volvería a ganarle, y esta vez por nocaut. Stevenson fue derribado en el segundo asalto y de nuevo en el tercero por toda la cuenta.

En varias ocasiones, Stevenson y Visotsky asistirían a los mismos torneos y campeonatos, pero lamentablemente ya nunca más volverían a enfrentarse.

Los soviéticos llevaron dos pesos pesados a las Olimpíadas de Montreal -Visotsky y Viktor Ivanov -. Si en el sorteo les salía Cuba, pelearía Visotsky en representación de la URSS. Pero como eso no aconteció, fue Ivanov el que boxeó, perdiendo en la primera pelea. La facilidad con que Visotsky se lastimaba los párpados le escamoteó esta oportunidad olímpica, pese a tener los méritos necesarios.

Sin Visotsky, el camino para que Stevenson ganara su segundo oro olímpico estaba allanado.

IV - Montreal 1976.

Stevenson asistió a Montreal con la edad de 24 años, en la mejor condición física de toda su carrera.

Su primer rival fue el senegalés Michael Drame, a quien noqueó en el segundo asalto. En cuartos de final vino el finés Peka Roukola, quien le duró los 59 segundos que su esquina tardó en lanzar la toalla. En la semifinal se las vería con el estadounidense John Tate, un ex-camionero de raza negra que en el futuro sería titular del peso pesado de la WBA del boxeo profesional, y a quien los medios locales estaban presentando como "el fenómeno" encargado de liquidar a Stevenson antes de dos asaltos.

Tan pronto Tate escuchó el campanazo de inicio del combate, cargó contra Stevenson y falló. Más, al primer ataque a fondo del cubano, Tate fue a dar a la lona en su propia esquina para escuchar la cuenta definitiva en una ridícula posición. Stevenson había demolido a sus tres primeros rivales olímpicos en tan solo siete minutos con 22 segundos.

En la final, su última víctima, el rumano Mircea Simon, le evita durante dos asaltos. La cadena ABC cubría este combate desde Montreal con el comentarista Howard Cosell y su invitado, el medallista de oro de ocho años atrás George Foreman. Cosell comenzó por decir llanamente que Stevenson podría ser el campeón de los pesos pesados si desertara y pasara al profesionalismo, a lo cual Foreman, planteó sus dudas.

Pero en el tercer asalto, cuando Stevenson acorraló a Simon y solo necesitó de un derechazo para acabar con él y para que los entrenadores del rumano lanzaran la toalla, Foreman terminó por coincidir con lo planteado por Cosell. Del mismo modo los fanáticos del boxeo mundial están al borde de la apoplejía con este performance de Stevenson en Montreal.

"Es el peleador más perfectamente balanceado que yo haya visto jamás" -opinó Enmanuel Steward.

"Sería fenomenal como profesional" -dijo un extasiado Don King-. "Tiene la misma clase que Alí y que Frazier".

Stevenson era apuesto, hablaba inglés y tenía todos los requisitos para ser el sucesor de Muhammad Alí: buena estatura, magnífico juego de manos y piernas, demoledora pegada y carisma, la misma clase de carisma que tenía Alí. Incluso se parecía tanto a Ali, que los dos hombres podrían pasar por hermanos.

"Todo el mundo quería a Teofilo" -recuerda Angelo Dundee, el legendario manager de Alí. "Pienso que yo nunca estuve tras de él porque yo tenía al campeón. Tenía a Alí. Tenía al individuo que iba a vencerlo, ¿ves? Pero todo el mundo quería a Teófilo, y digo todo el mundo. Iban a darle un millón de dólares. Y un millón de dólares entonces era dinero!".

Durante los años setenta, habían boxeadores latinoamericanos dominando en todas las categorías del boxeo profesional, a excepción de la de los pesos pesados, y se intuía fácilmente que existía un espacio que pudiera ser llenado por el doble campeón olímpico cubano.

De alguna manera los emisarios de los promotores norteamericanos lograron hacer llegar a los oídos de Stevenson una propuesta de contrato de cinco millones de dólares para que desertara del equipo cubano e hiciera su primera pelea profesional contra Muhammad Alí por el Campeonato Mundial de los Pesos Pesados, tal y como Pete Rademacher había sentado el precedente en 1957.

"Prefiero el cariño de ocho millones de cubanos" - les contestó Teófilo serenamente - "Y no cambiaría mi pedazo de Cuba ni por todo el dinero que me puedan ofrecer"

[MuhammadAli.jpg]
Ali


V - La Pelea del Siglo.

En alguna ocasión le preguntaron a Alí su opinión sobre Stevenson y éste dijo: "es un buen amateur, un peleador de tres asaltos... pero si le ofrecieron $2 millones y no los tomó, entonces es un tonto de maldición". La verdad es que Alí estaba consciente de que en cualquier momento Stevenson podía convertirse en su contendor, y por eso se negaba a elogiarle.

Pero lo que nadie sabía era que los cubanos estaban de acuerdo con montar un combate Alí-Stevenson, pero bajo la sola condición de que Stevenson no perdiera su estatus amateur.

Así, en la Asamblea Anual de la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado (AIBA) de 1977, la Federación Cubana de Boxeo (FCB) propuso que se avalara el montaje de una serie de cinco combates de tres asaltos cada uno entre el campeón mundial amateur Teófilo Stevenson y el campeón mundial profesional Muhammad Alí, en distintas ciudades de los Estados Unidos y en diferentes días, con un árbitro internacional, en que si algún campeón noqueaba al otro, la serie concluiría. Pero la AIBA rechazó la propuesta de la FCB.

Sin embargo, en la Asamblea de mayo de 1978, finalmente Donalde Hull, ejecutivo de la AIBA, endosó la propuesta de la FCB y dio su visto bueno para la realización de lo que los cubanos comenzaban a llamar "la Pelea del Siglo".

En octubre de 1978, el promotor Ben Thompson intentó convencer a Alí de firmar un contrato para efectuar la serie de peleas en Nueva York desde el 28 de febrero de 1979. Alí obtendría una bolsa de $3 millones de dólares, y la FCB cobraría $1,5 millones.

Pero Alí exigió que la "Pelea de Siglo" no fuera una serie, sino un solo combate pactado a 15 asaltos. La FCB le propuso que en vez de cinco combates de tres asaltos fueran tres combates de cinco asaltos, pero Alí ya no respondió.

No se puede mostrar la imagen “http://www.habanaradio.cu/img/library/st.jpg” porque contiene errores.

Luego, en una llamada telefónica a La Habana, Alí se excusó diciendo que "peleando con un amateur no tendría nada que ganar, pero si mucho que perder". Además, le ofreció una compensación monetaria a Stevenson por haber declinado la pelea, pero el cubano rechazó el ofrecimiento diciéndole que no necesitaba dinero.

VI - Moscú 1980.

A través del ucraniano Andrei Chervonenko, la Unión Soviética estuvo colaborando con llevar el boxeo cubano a los primeros planos del amateurismo mundial, hasta 1980, cuando fue llamado a regresar. La causa es que los boxeadores cubanos ya estaban comenzando a ganarle a los soviéticos

A partir de este momento, Stevenson solo contaría con el talento y la experiencia de Alcides Sagarra para conducirse hasta el final de su excepcional carrera.

Los Juegos Olímpicos de Moscú, en 1980, contaron con el boicot de varios países encabezados por los Estados Unidos, supuestamente en represalia por la invasión soviética de Afganistán de 1979, y aunque esto bajó el nivel de la competición, lo cierto es que la real expectativa de los pesos pesados olímpicos estaba en la posibilidad de que Stevenson discutiera medalla con Visotsky, pero éste no logró ser incluido en el equipo soviético.


http://www.elpais.com/especial/juegos-olimpicos/images/leyendas/teofilo-stevenson.jpg
En Moscú, 1980

En Moscú, Stevenson no tuvo un rival de seriedad más que en las semifinales: el húngaro Istvan Levai, quien tuvo el honor de ser el primer boxeador de la historia de los Juegos Olímpicos en durarle los tres asaltos sin ser noqueado. En la final, el soviético Piotr Zayev demostrará ser un adversario más fácil.

Así, a sus 28 años de edad, Teófilo conquistó su tercera oro olímpica, hazaña que solamente había sido lograda por el legendario húngaro Laszlo Papp, en 1956.

VII - Stevenson en decadencia.

Para algunos, el hecho de que Levai y Zayev hubieran obligado a Stevenson a llegar hasta la distancia de tres asaltos, era una señal de que el formidable talento del triple campeón olímpico estaba en declive. Otros recordaban que Visotski le había derrotado dos veces y que en la final de un Torneo Córdova Cardín, su compatriota Ángel Milián le había derribado dos veces. Así, cuando el italiano Francesco Damiani le derrotó a los puntos (0-5) en la primera ronda del Campeonato Mundial de Mayores de Munich, en 1982, comenzaron las preocupaciones.

104 Mb

http://www.2out.it/wordpress/wp-content/uploads/2007/05/marciano.jpg

En 1983, Stevenson pierde a los puntos ante Jorge Luis González en el Campeonato Nacional "Playa Girón" y también pierde a los puntos (2-3) ante el soviético Alexander Lukstin, en la final del Torneo Córdova Cardín. Producto de eso, queda excluido del equipo que representa a Cuba en en los Juegos Panamericanos de Caracas. Finalmente, el controversial resultado (2-3) de su pelea ante el estadounidense Craig Payne, en Houston, en las eliminatorias regionales para la Copa Mundial de Boxeo de Roma, acaba por desmoronar el mito de un Stevenson invencible.

VIII - El renacimiento de Stevenson.
Le proponen el retiro, pero es en este momento cuando Stevenson se impone la meta de lograr su cuarto oro olímpico y virtualmente renace de sus cenizas.

Así en una remontada impresionante, le arrebata dos victorias al campeón mundial amateur de Munich'82, el estadounidense Tyrrell Biggs (KO-3 y 3-2), lo cual le nuevamente coloca entre los favoritos para ganar los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, de 1984.

Estuvo entrenando fuertemente para estas Olimpíadas, y cuando a los pocos días del inicio de las mismas Cuba anunció que se integraría al bloque de países socialistas que no acudiría a Los Ángeles en represalia por la invasión estadounidense de Granada de 1983, Stevenson acogió disciplinadamente esta decisión política.

En el verano de 1984, los países socialistas celebraron en La Habana los "Juegos de la Amistad" con sus respectivos equipos olímpicos. En estos juegos, Stevenson ganaría el oro de manera espectacular venciendo antes del límite al germano-oriental Ulli Kaden y al soviético Valeri Abadzhan, quienes eran considerados entre los cinco mejores del mundo en esa época.

Mientras se multiplicaban las voces que dentro y fuera de Cuba clamaban por el retiro de Stevenson, este se propuso mantenerse en forma hasta los Juegos Olímpicos de Seúl, a pesar de que para ese entonces habría superado el de edad reglamentario, pues ya contaría con 36 años de edad.

IX - La despedida de un campeón.

En marzo de 1986, Stevenson perdió en Europa del germanoriental Ulli Kaden y al mes siguiente volvió a perder en la final del Cardín ante su compatriota Osvaldo Castillo.

Nuevamente surgieron opiniones de que había llegado el momento del retiro. Pero se decidió otorgar al campeón una nueva oportunidad: la posibilidad de participar en el Campeonato Mundial de Mayores que se llevaría a cabo Reno (Estados Unidos), en mayo de 1986.

Bajo la dirección de Alcides Sagarra, y con miras a preparar al seleccionado nacional, los mejores boxeadores cubanos fueron convocados al campo de entrenamientos de La Finca, en la Isla de la Juventud. Allí, en un combate de sparring, Stevenson atrapó a Castillo con un fuerte derechazo que lo dejó inconsciente por diez minutos. Luego, hizo otro sparring con un joven prospecto de 18 años de edad de nombre Félix Savón.

Al comienzo del guanteo, Savón le conectó a Stevenson dos o tres buenos golpes. Tras un descanso, cuando reanudaron la pelea, Stevenson atrapó a Savón con un golpe oblicuo, por el cual le concedieron a Savón un conteo de protección. La pelea de sparring continuó y Savón la ganó facilmente.

Stevenson y Savón hicieron guantes nuevamente en Reno. Pero esta vez, Stevenson atrapó a Savón con una combinación de golpes que le sangraron los labios y le hicieron caer sobre las cuerdas. Alcides detuvo entonces la pelea y le susurró a Savón al oído: "Cuando el león está dormido tú puedes jugar con él, pero cuando se despierta va a querer comerse tu cabeza".

En Reno, Stevenson estuvo avasallante, derrotando a los mejores del mundo, Kaden, Stojmenov y Jakovlev. En la final, se impuso por RSCH en dos asaltos al estadounidense Alex García, convirtiéndose en el primer triple campeón mundial amateur, a la edad de 34 años. Su desempeño le valió el otorgamiento de la Copa Russell al mejor boxeador del evento.

Dos meses después, Stevenson estuvo acompañando a la delegación cubana en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Santiago de los Caballeros (República Dominicana). Allí, Alcides le declaró a la prensa que Stevenson no pelearía más. Pero el triple campeón olímpico y mundial declinó comentar dicha afirmación.

Y lo cierto es que Stevenson seguía pensando en las Olimpíadas que tendrían lugar en 1988, y mantenía la esperanza de que la AIBA le concediera un permiso especial para competir a pesar de haber sobrepasado la edad reglamentaria.

En tal sentido, se mantuvo en forma y hasta realizó un par de peleas de exhibición.

Finalmente, cuando Cuba anunció que en solidaridad con Corea del Norte tampoco asistiría a las dichos juegos, el retiro oficial de Teófilo Stevenson fue finalmente anunciado en julio de 1988.

X - Epílogo.

Cuando la ciudad de Atlanta conmemoró en 1996 el I Centenario de la resurrección de los Juegos Olímpicos, Stevenson apareció en la ceremonia inaugural dentro del grupo de las 10 figuras seleccionadas como las Más Destacadas en la historia de los Juegos Olímpicos.

Cuando le preguntaron sobre la posibilidad de haberse enfrentado alguna vez con Alí, dijo "ahora no me arrepiento de no celebrar aquel encuentro, porque soy un gran amigo de Alí, nos hemos conocido y ha surgido una amistad muy sincera y bella, que va mucho más allá de quienes fuimos nosotros en un ring. Digo, que es un gran hombre".

http://im.rediff.com/sports/2004/aug/12ste.jpg
Con Alí en La Habana

En septiembre de 1998, cuando Alí visitó Cuba para donar medicinas a las instituciones sanitarias de la isla, él y Teófilo, que son grandes amigos, subieron a una tarima en La Habana, realizaron varias fintas y luego se abrazaron visiblemente emocionados.
____________________________


"En un momento en que se ve tanto negocio y tanta bajeza en el deporte, es muy importante que el mundo sepa que se puede practicar boxeo por amor al arte". (Félix Savón*, 2001)

*Boxeador peso pesado cubano, 6 veces campeón mundial amateur, 3 veces campeón olímpico, vencedor de Sultan Ibragimov y de Ruslam Chagaev entre otros.


http://www.polodemocratico.net/IMG/jpg/stevenson-03.jpg